Métodos para solucionar el problema de la coprofagia en los perros - Residencia Canina 3 PATAS

En Residencia Canina 3 patas estamos muy pendientes de este comportamiento para poder ayudar a los propietarios a atajar este problema que, aunque no es grave, es bastante desagradable para el dueño.

Los puntos básicos son:
  •   Una correcta alimentación con un pienso de gama alta para que al animal no le falten nutrientes.
  •   Aumentar la cantidad diaria de pienso que se le da al perro por si la causa fuera que se queda con hambre.
  •   Entender que entre los cachorros es muy común y que, generalmente, se soluciona sólo con el paso del tiempo.
  •   Y, por supuesto, mantener correctamente desparasitada a nuestra mascota es fundamental.

Cuando observamos este comportamiento en nuestras queridas mascotas, no pensamos en sus orígenes, sino en la forma más efectiva que pueda existir para eliminar esa actitud que nos produce tanto rechazo y asco.

Sin embargo, para actuar con eficacia, estamos obligados a saber qué es lo que empuja a nuestro perro a comer heces, y actuar en consecuencia.

Primer método; la insuficiencia en la alimentación. Como hemos comentado con anterioridad, que el perro se quede con hambre o sufra alguna carencia vitamínica puede derivar a que busque un complemento alimenticio en estas deposiciones. Por lo tanto, deberíamos analizar si el alimento que recibe es completo, para lo cual es aconsejable una visita a un veterinario de confianza.

Segundo método; también hemos visto que esta desagradable ingesta se puede estar realizando por imitación, para estos casos no queda otra que reñir a nuestro animal para hacerle ver que lo que hace está mal.

Tercer método; parece ser que los excrementos tienen buen sabor para los gustos de nuestros perros. Si no encontramos otro motivo por el cual nuestra mascota realiza esta ingesta, en el momento en el que veamos que nuestra mascota va a comerlos, agregaremos un suplemento en polvo a las heces que produzca mal sabor, podemos encontrarlos en cualquier tienda de animales o centro veterinario.

Cuarto método; por último, si después de todos estos consejos sigues sin poder eliminar el problema de coprofagia en tu perro, deberás considerar la visita a un veterinario, ya que esta acción repetitiva y constante está colocando a tu mascota en serio riesgo de coger una infección. Un especialista podrá profundizar en este tema, asesorarte e indicarte el método más acertado para solucionar este problema.

Recuerda que al perro no se le debe educar jamás con castigos físicos, identificar el origen podría señalarnos cuál es su solución, si no lo tenemos claro, podremos probar varias posibles soluciones de las que se ofrecen en este artículo, pero siempre y en cualquier caso las dudas encuentran solución con la visita aun veterinario, eliminando riesgos innecesarios.