La dieta Barf, la que tu perro quiere por naturaleza - Residencia Canina 3 PATAS

Elegir la dieta más apropiada para nuestros perros representa un problema de fácil solución. En cualquier caso, la mejor dieta para los animales es la que ellos pudieran elegir según lo que su propio instinto les indique. En el caso de la alimentación para perros, esa dieta se llama Barf.

La dieta Barf, de completa actualidad, pero siempre presente. Y es que se recurre a ella en estos tiempos como una novedad en cuanto alimentación para perros, nada más lejos de la realidad, es posiblemente una de las dietas más antiguas que existen, porque no depende de la acción de un humano, sino del gusto más elemental y de cubrir las propias necesidades del animal.

Pensar que es una dieta novedosa no es el único error que existe alrededor de ella, muchos piensan que su nombre deriva del inglés Bones and raw food, es decir, huesos y carne cruda, pero la realidad es otra muy distinta. Barf viene de las siglas Biologically Appropiate Raw Foods, es decir, Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados, lo que describe a la perfección de qué trata esta dieta completamente natural.

¿Qué incluye la dieta Barf?

Tras esta aclaración, cabe preguntarse qué tipo de comida es la que entraría dentro del concepto de dieta Barf, a la que solo cabe una lógica respuesta; es aquella que se compone de alimentos completamente naturales seleccionados del entorno del animal, solo los mejores y biológicamente más saludables para los perros.

Esto abre una lista donde se incluirían la carne cruda, o poco cocinada, de pollo, ternera, cordero, cerdo…. Huesos con algo de carne adherida, con un 50 % de carne y un 50 % de hueso, como por ejemplo las alas o los cuellos de los pollos.

También entrarían ciertos pescados crudos, especialmente los azules, como las anchoas, el salmón, las sardinas o la caballa, entre otros. También se utilizan las vísceras crudas de animales, como el hígado del pollo o de la res, el corazón del pollo, del cordero y de la vaca u las mollejas de pollo.

A pesar de lo que algunos creen, por una mala información, los huevos duros no perjudican a los canes, al contrario, también están recomendados y por eso se incluyen en esta dieta, al igual que los aceites, y grasas animales y de vegetales, eso sí, debemos asegurarnos que son beneficiosos, como el aceite de pescado, de manteca o de oliva, ya que no todos lo son.

Por último, y para no diferenciarse demasiado de los alimentos que cualquier persona debería tomar diariamente, hay que incluir alguna verdura y un poco de fruta, no demasiada por el exceso de azúcar, legumbres y lácteos fermentados, como el yogurt y el queso, y por supuesto algo de carbohidratos, como el pan, pero también, por qué no, avena integral, arroz, pasta, etc…

La dieta Barf es a la raza canina lo que la paleozoica a los seres humanos, una dieta de alimentos naturales que de forma natural ellos solos elegirían, como llevan haciendo desde que están en la tierra hace ya miles de años, eliminando algo totalmente nuevo y nada beneficioso para su salud como es el pienso industrial.

 Beneficios que recibirá tu perro si le ofreces la dieta Barf

Los beneficios de consumir este tipo de alimentación en las proporciones más adecuadas han quedado demostrados durante milenios, pues gracias a ella han llegado a nuestros tiempos con la fortaleza y la diversificación que los caracteriza.

Pero en la actualidad podemos ver sus beneficios, ampliamente comprobados, que aumentan exponencialmente su calidad de vida, pues como ocurre con cualquier organismo son siempre preferibles para las defensas y el aporte de energía los alimentos frescos, naturales y variados a la comida procesada e industrial.

El cuerpo del animal siente que vuelve a sus orígenes, despertando en su interior las defensas naturales propias de su especie, y eso también se ve. En poco tiempo podremos comprobar como nuestro buen amigo corre y juega con más energía, se le reduce considerablemente el sarro en la dentadura y se encuentra en mejores condiciones físicas para afrontar las alergias. Su piel se vuelve más suave y su pelo más brillante, y también  observaremos cómo su carácter, por lo general alegre, se vuelve aún más divertido y juguetón, mejorando su estado de ánimo.